Gestión de la cadena de suministro para lograr eficiencia

POR SOFTLAND BLOG 

El filósofo y estratega militar Sun Tzu en su libro -El Arte de la Guerra- menciona en repetidas ocasiones la importancia y el cuidado que se debe tener al planificar una adecuada Cadena de Suministro y cómo ello sería de vital importancia en la derrota o el éxito.

Ya pasó un largo tiempo desde que se escribió esta obra y la dinámica sigue siendo la clave fundamental para el triunfo dentro de cualquier organización, una adecuada cadena de suministros garantizará que cada miembro cuente con las herramientas y elementos necesarios para hacer lo que se espera de ellos.

Desde suministrar la materia prima de un producto hasta tomar en cuenta las existencias, calidad, volumen, cantidad, su origen y tiempo en que este producto llegará a nuestras manos, es lo que hoy en día conocemos como los ciclos de una cadena de suministro.

La importancia de contar con dichos ciclos en una empresa radica, no solo en el diseño y planificación de los suministros sino también en fabricación y montaje del proceso de producción, la cual inicia con la materia prima sobre la mesa poniendo en marcha el proceso de fabricación que conlleva una rica dinámica relacionada con la materia prima disponible, maquinaria y capital humano.

Suministro y fabricación van muy de la mano y quizá son los héroes anónimos de la historia ya que la gente pocas veces considera cómo se fabricó y llegó determinado producto a sus manos.

Una vez que el producto final está listo viene el proceso de distribución y entrega al cliente, en el cual es importante que los sistemas de comunicación sean precisos en todo lo que respecta a existencias y tiempo de respuesta. Además, considerar los hábitos y preferencias de consumo que ahora son cuidadosamente almacenados y tomados en cuenta para toma de decisiones en procesos de producción.

A continuación, detallamos cada uno de los ciclos así como su significado y aporte que generan a las distintas compañías:

  • Diseño:

En esta fase se define el producto o servicio que se va a comercializar, teniendo en cuenta todas sus propiedades, tales como composición, características, fabricación, distribución, entre otras.

  • Gestión de demanda:

Debemos identificar las cantidades y plazos necesarios del producto o servicio que se desea ofrecer, para lo cual se estructura la información de mercado.

  • Planificación:

Aquí se desarrolla un plan de producción, con el objetivo de suministrar adecuadamente los productos, para lo que es necesario tener como base la estimación en la demanda y de las capacidades productivas.

  • Aprovisionamiento de materiales:

En este ciclo se obtienen los materiales por parte de los proveedores, es decir que, mediante las órdenes de compra, se reciben los materiales a tiempo para cumplir con la planificación.

  •  Fabricación y montaje:

Según las instrucciones de diseño, en esta fase, se realiza el proceso de producción del producto final.

  • Almacenamiento y control de calidad:

Luego de tener el producto terminado, se almacena en el lugar indicado para hacerle el control de calidad y poder continuar con el siguiente paso.

  • Distribución:

Finalmente, en esta última etapa se desarrollan las actividades de transporte y entrega del producto al cliente.

Además de los ciclos asociados a la cadena de suministro también los procesos tecnológicos evolucionaron de manera significativa, la era digital proporciona a las empresas poderosas herramientas tecnológicas que facilitan y llevan los procesos de suministros a una precisión y nivel de exactitud nunca antes imaginados.

El nuevo milenio trajo el Big Data, una silenciosa pero poderosa herramienta capaz almacenar y procesar enormes volúmenes de datos. Con un adecuado software que gestione esta información, las empresas pueden gestionar y obtener respuestas precisas sobre ventas, entregas, pagos, producción, administración de inventarios, calidad de administración y la administración de recursos humanos.

La implementación de este tipo de herramientas supone un nuevo reto para cualquier líder o gerente de una empresa, los datos pueden ser muchas veces abrumadores, pero serán exactos y darán la oportunidad de tomar decisiones puntuales sobre la administración de la empresa e incluso adelantarse a eventos futuros en la elección, manejo y costo de un determinado producto.

Considerando todo lo anterior podemos resumir que la gestión de la cadena de suministro y fases, en la actualidad se refiere a una combinación de las mejores prácticas de negocio con ayuda de la tecnología para lograr un proceso más eficiente.

En compañías globales incluso se está convirtiendo en una ventaja competitiva con la cual pueden ganar mercado y ser más rentables que su competencia al lograr mayores ahorros, tiempos ágiles de abastecimiento, producción y distribución, así como el hecho de contar con la información estratégica al momento que les permite tomar decisiones más rápidas, acertadas y sobre todo puntuales para lograr la preferencia del consumidor.

Artículos relacionados

Del concurso a la caza de talentos

Los reclutadores cada día se enfrentan a la ardua tarea de atraer a los mejores profesionales y por consiguiente al mejor  talento a sus compañías. El proceso de reclutamiento y selección es cada vez más…

7 Competencias que debe tener un buen líder

El objetivo de un buen líder es conseguir que el equipo trabaje de manera efectiva, tanto individualmente como grupal. Su figura es clave y en ocasiones esta tarea se convierte en un auténtico reto: el equipo está formado…
¿Necesitas ayuda?Hablemos
contáctanos
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp